Archivo de la etiqueta: tener una aventura

Cómo conseguir sexo sin condiciones en España

Cuando te metes en una relación de sexo sin condiciones en España siempre estás expuesto a la posibilidad, remota pero existente, de que la mujer con la que te ves se apasione demasiado y opte por minar tu relación estable o matrimonio. Es por ello muy importante que desde un principio todo esté bien claro. En este artículo te daré algunos consejos para evitar llegar a esta situación y que todo el sexo que busques a modo de rollo de una noche sea, efectivamente, sexo sin condiciones. ¡Sigue leyendo si te interesa el tema!

Sexo sin condiciones por escrito y en mayúsculas

Cuando usas una páginas para encontrar amantes tus comunicaciones quedan registradas y ambas parte pueden consultar lo que se habló. Es por ello que cuando ya hayas encontrado una mujer con la que desees acostarte dejes bien patente tu interés por hacerlo en el chat. Pero no puedes olvidar añadir a esto que no estás interesado en ir a más. No buscas iniciar una nueva relación. Haz que lo sepa. Haz que no tenga dudas al respecto. Si no quiere tener sexo sin condiciones entonces que te deje tranquilo. Créeme, lo último que quieres es que se encariñe contigo y te meta en camisa de once varas.

mujeres enganan marido

No te metas en líos amorosos

Si ya no es sexo sin condiciones pon distancia entre vosotros

Algunas mujeres caprichosas se piensan que pueden encarnar el refrán popular “Donde dije digo, digo Diego”. Si ellas sabían desde un principio que no tienes interés en otra cosa que no sea sexo sin complicaciones… ¿Por qué coño tienen que desarrollar sentimientos hacia ti? Supongo que será la peculiar naturaleza caprichosa de las mujeres en España pero esto pasa más a menudo de lo que te puedas imaginar. Dado que no es algo que solo me haya ocurrido a mí, pienso también que pueda ser un claro caso de “si no lo puedo tener, lo quiero más”. En todo caso se trata de un comportamiento claramente destructivo que hay que evitar a toda costa. Por suerte, por lo general, no hace falta invertir grandes esfuerzos en solucionar la problemática que se presenta en este apartado. Basta con reincidir en que nuestra intención era tener sexo sin compromiso, mostrar que así lo dijimos por chat para que no piense que la intentamos apartar de nosotros (he aquí la importancia del chat contra estas mujeres tergiversadoras, maquinadoras y manipuladoras) y, finalmente, si no hay manera de que la condenada entre en razón (por desgracia las más de las veces), habrá que interponer una distancia preventiva entre vosotros, romper cualquier comunicación y dejar que vuestro acuerdo perezca en el olvido. Nunca entres al trapo.

Cuando hay extorsiones de por medio

Las mujeres en España, y en Latinoamérica por lo general (cuidado cuando tu entrevistada sea colombiana, venezolana, argentina o procedente de cualquier otro país del sur del continente americano), suelen ser muy manipuladores. hasta tal punto llega este dantesco comportamiento que en caso de no satisfacer sus demandas queda el hombre a menudo enmarañado en sus redes de viuda negra. Si nuestra amante ya no desea continuar con el acuerdo de sexo sin compromiso y ha comenzado a profesar sentimientos románticos hacia nosotros hay que poner los pies en polvorosa. Por desgracia muchos hombres pecan de usar a estas mujeres a modo de hombro sobre el que llorar, y para eso ya están los bares. Si lo que nos ha llevado a los brazos de la mujer que tenemos frente a nosotros es alguna riña o altibajo marital lo más posible es que esa mujer a la que hace poco estábamos usando como confidente y a la que le hacíamos el amor, se haya convertido repentinamente en nuestra peor enemiga. Es muy fácil para ella, si tiene información sobre nuestra mujer, usar la relación pecaminosa que tenemos con ella para extorsionarnos y que nos veamos forzados a entrar en su juego amoroso. En este caso podemos tomar dos caminos: aceptar nuestro destino de una u otra manera (buscar el perdón de nuestra actual pareja o seguir el juego a la dama ajedrecista) o amenazar de vuelta con que la relación entre tu esposa y tú es suficientemente fuerte como para capear cualquier vendaval que os echen en cara. Aunque sea un farol, puede funcionar.

mujer traviesa

Anda con pies de plomo cuando inicies una relación de sexo sin compromisos

Algunos consejos adicionales para que el sexo sin compromisos no se convierta en una relación

Tres ideas que te pueden interesar: busca amantes lejos de la ciudad donde resides habitualmente, mantén tu información privada privada y, finalmente, si crees que es necesario inventa cualquier escusa para contestar sus preguntas. ¿Por qué solo os veis de vez en cuando? Bueno, eso debe ser porque eres marino mercante. ¿Captas la idea?

Tres cosas que pasan cuando las mujeres casadas buscan amantes

Tal vez pienses que es un tópico. La mujer aburrida en casa esperando que el marido llegue del trabajo. Todo el día sin un maldito quehacer viendo como, inexorable, pasa el tiempo y se mueven las agujas del reloj. En una situación tal es fácil imaginarse que el hastío, la abulia, la apatía y la acidia se apoderen de uno y borren el poco ánimo que salvaguarde. Muchas mujeres casadas que tristemente llegan a este extremo optan por avivar un poco la vida proporcionando unas astas dignas de Cernnunos.Por triste que sea para el marido en esta vida no se pueden desaprovechar las oportunidades y si estas mujeres de espíritu alegre y promiscuidad recién descubierta quieren retozar con nosotros en la cama solo hay una palabra que jamás habremos de decir: “No”. Pero… ¿Qué cabe esperar cuando decimos que sí?

Mujeres en busca de aventuras extramatrimoniales

Por si la alta traición dentro del matrimonio no fuera suficiente, puedes esperar alevosía, aunque no nocturnidad. Las mujeres que pretenden mancillar el honor de la sagrada unión suele ser extremadamente cautelosa al principio y bastamente escandalosa después.En un primer momento la paranoia absorbe a estas mujeres y toda precaución es poca. Cuidado porque esto derivará en un estado de psicosis casi permanente en el que quieras o no te verás envuelto. Si quieres llevártela al catre mejor que le sigas el juego. Tal vez se sienta más cómoda si concertáis citas lejos de su círculos de amistades y lejos del vecindario que la conoce y en la que el ubicuo correveidile de turno pronto la pondría en un compromiso. Si quieres zanjar el asunto con prontitud nada mejor que invitarla a tu piso. De confianza, lejos de las miradas penetrantes de los curiosos y de los insidiosos y, para más inri, muy íntimo.Pero esto no acaba aquí. Si acaso os gusta este rollo puede que pronto desborde confianza y no juzgue con claridad los peligros que entraña este tipo de relaciones. Los descuidos pasarán a ser intentos de reclamar la atención. Estoy seguro que lo último que quieres es que un marido airado, enfurecido, comience a husmear por doquier hasta dar con el cabrón que se está tirando a su mujer a sus espaldas. Por supuesto no sueñes siquiera con la doña decida asumir su culpa, llegados a este punto seguramente no seas más que un salido lascivo que la influyó para tener sexo. Antes de que esto ocurra sé actuoso y olvídala. Poner punto y final a tiempo puede evitar que se te caiga el pelo. La alopecia forzada nunca es una opción.

aventura extramatrimonial

Las mujeres infieles cada vez se comportan de forma más agresiva

No seas inocente, no eres el único

Muchas mujeres que tontean con engañar a sus maridos empiezan con timidez e las páginas de citas, encuentros y en las redes sociales especialmente habilitadas para buscar amantes. Si bien al principio rehuirán a la mayoría de pretendientes, antes o después dan el salto al puterío total. yo he sido testigo de esto en Zaragoza. Una mujer casada con la que me venía viendo un fin de semana sí y otro también empezó a darme nones. ¿Qué coño pasaba? ¿Había arreglado los problemas sin resolver que tenía con su cónyuge? No. La señorona lejos de conformarse con un servidor había comenzado a entrevistarse con diversos caballeros. Doy fe de que esto pasa en todas partes, una y otra vez. No seas un pardillo y no pienses que eres el único.Puedes adivinar cuando la estrategia pasa a ser agresiva cuando las fotos de su perfil dejan de ser comedidas. Si en vez de persona parece loba o tigresa es que probablemente sea una devoradora de hombres. Déjala en libertad y que se explaye en su hábitat natural.

Peligro de ser absorbido

Una mujer disgustada con el derrotero que lleva su vida es un peligro latente. Lo que un principio puede ser sexo sin complicaciones en seguida puede convertirse en una relación inesperada, y en muchos casos indeseada. Al menos yo, cuando busco una relación sin compromiso, es que busco una relación sin compromiso. Si pretendas algo más, lo siento, yo no.Pero no siempre es tan fácil. Estas mujeres inestables te hacen chantaje emocional, amenazan con ponerte en contra de su marido y lloran como unas condenadas plañideras. Lágrimas de cocodrilo el noventa por ciento de las veces. Cuidado con cómo actúas.

mujeres infieles

Las mujeres infieles pueden encapricharse contigo

Conseguir sexo fácil hoy en día no entraña ningún misterio. Las mujeres que buscan amantes se dan cita en las webs (por ejemplo Sitios-para-buscar-amantes.com ) más indicadas para ello y nosotros como hombres podemos satisfacer sus necesidades vitales y apaciguar someramente sus sentimientos. Al hacerlo, disfruta tanto como puedas, pero no olvides estos tres puntos que hemos señalado. Son realidades en las que me he visto involucrado (en un año loco que pasé en Zaragoza) y no es que haya ayudado a poner muchos cuernos, por lo que adivino que son comportamientos harto comunes en estos encuentros.