Archivo de la etiqueta: mujeres infieles quieren rollo

Tres cosas que pasan cuando las mujeres casadas buscan amantes

Tal vez pienses que es un tópico. La mujer aburrida en casa esperando que el marido llegue del trabajo. Todo el día sin un maldito quehacer viendo como, inexorable, pasa el tiempo y se mueven las agujas del reloj. En una situación tal es fácil imaginarse que el hastío, la abulia, la apatía y la acidia se apoderen de uno y borren el poco ánimo que salvaguarde. Muchas mujeres casadas que tristemente llegan a este extremo optan por avivar un poco la vida proporcionando unas astas dignas de Cernnunos.Por triste que sea para el marido en esta vida no se pueden desaprovechar las oportunidades y si estas mujeres de espíritu alegre y promiscuidad recién descubierta quieren retozar con nosotros en la cama solo hay una palabra que jamás habremos de decir: “No”. Pero… ¿Qué cabe esperar cuando decimos que sí?

Mujeres en busca de aventuras extramatrimoniales

Por si la alta traición dentro del matrimonio no fuera suficiente, puedes esperar alevosía, aunque no nocturnidad. Las mujeres que pretenden mancillar el honor de la sagrada unión suele ser extremadamente cautelosa al principio y bastamente escandalosa después.En un primer momento la paranoia absorbe a estas mujeres y toda precaución es poca. Cuidado porque esto derivará en un estado de psicosis casi permanente en el que quieras o no te verás envuelto. Si quieres llevártela al catre mejor que le sigas el juego. Tal vez se sienta más cómoda si concertáis citas lejos de su círculos de amistades y lejos del vecindario que la conoce y en la que el ubicuo correveidile de turno pronto la pondría en un compromiso. Si quieres zanjar el asunto con prontitud nada mejor que invitarla a tu piso. De confianza, lejos de las miradas penetrantes de los curiosos y de los insidiosos y, para más inri, muy íntimo.Pero esto no acaba aquí. Si acaso os gusta este rollo puede que pronto desborde confianza y no juzgue con claridad los peligros que entraña este tipo de relaciones. Los descuidos pasarán a ser intentos de reclamar la atención. Estoy seguro que lo último que quieres es que un marido airado, enfurecido, comience a husmear por doquier hasta dar con el cabrón que se está tirando a su mujer a sus espaldas. Por supuesto no sueñes siquiera con la doña decida asumir su culpa, llegados a este punto seguramente no seas más que un salido lascivo que la influyó para tener sexo. Antes de que esto ocurra sé actuoso y olvídala. Poner punto y final a tiempo puede evitar que se te caiga el pelo. La alopecia forzada nunca es una opción.

aventura extramatrimonial

Las mujeres infieles cada vez se comportan de forma más agresiva

No seas inocente, no eres el único

Muchas mujeres que tontean con engañar a sus maridos empiezan con timidez e las páginas de citas, encuentros y en las redes sociales especialmente habilitadas para buscar amantes. Si bien al principio rehuirán a la mayoría de pretendientes, antes o después dan el salto al puterío total. yo he sido testigo de esto en Zaragoza. Una mujer casada con la que me venía viendo un fin de semana sí y otro también empezó a darme nones. ¿Qué coño pasaba? ¿Había arreglado los problemas sin resolver que tenía con su cónyuge? No. La señorona lejos de conformarse con un servidor había comenzado a entrevistarse con diversos caballeros. Doy fe de que esto pasa en todas partes, una y otra vez. No seas un pardillo y no pienses que eres el único.Puedes adivinar cuando la estrategia pasa a ser agresiva cuando las fotos de su perfil dejan de ser comedidas. Si en vez de persona parece loba o tigresa es que probablemente sea una devoradora de hombres. Déjala en libertad y que se explaye en su hábitat natural.

Peligro de ser absorbido

Una mujer disgustada con el derrotero que lleva su vida es un peligro latente. Lo que un principio puede ser sexo sin complicaciones en seguida puede convertirse en una relación inesperada, y en muchos casos indeseada. Al menos yo, cuando busco una relación sin compromiso, es que busco una relación sin compromiso. Si pretendas algo más, lo siento, yo no.Pero no siempre es tan fácil. Estas mujeres inestables te hacen chantaje emocional, amenazan con ponerte en contra de su marido y lloran como unas condenadas plañideras. Lágrimas de cocodrilo el noventa por ciento de las veces. Cuidado con cómo actúas.

mujeres infieles

Las mujeres infieles pueden encapricharse contigo

Conseguir sexo fácil hoy en día no entraña ningún misterio. Las mujeres que buscan amantes se dan cita en las webs (por ejemplo Sitios-para-buscar-amantes.com ) más indicadas para ello y nosotros como hombres podemos satisfacer sus necesidades vitales y apaciguar someramente sus sentimientos. Al hacerlo, disfruta tanto como puedas, pero no olvides estos tres puntos que hemos señalado. Son realidades en las que me he visto involucrado (en un año loco que pasé en Zaragoza) y no es que haya ayudado a poner muchos cuernos, por lo que adivino que son comportamientos harto comunes en estos encuentros.